Propósito


A veces es difícil explicar las cosas sin el debido reposo, en la apremiante vorágine del día a día.
Y también sucede que esos asuntos muchas veces son complejos, llenos de matices,
o que precisan, para ser bien entendidos, de un oportuno auxilio documental.
Este misterioso cuaderno de hojas infinitas nos permite comunicarnos con calma,
y al mismo tiempo, con inmediatez.
Ese es su propósito.


domingo, 22 de enero de 2012

El martes 24, claustro y consejo escolar

El próximo martes tenemos claustro y consejo escolar (el primero a las 16,30, el segundo a las 19,00). Vamos a tratar, entre otras cosas, de las cuentas (para ser exactos, de la "cuenta de gestión"). Generalmente esta cuenta consiste en el balance económico de todo un año (pues el ritmo contable y el académico andan desajustados, y las cuentas van por años, y las enseñanzas, por cursos), pero en esta ocasión, teniendo en cuenta el cambio en el equipo directivo, la cuenta de gestión será sólo la del segundo trimestre, pues del primero rindió cuentas la directiva anterior.

La verdad, y puestos a resumir, en un centro como el nuestro (sin ciclos formativos), tenemos "lo comido por lo servido". Una vez descontados los gastos más o menos fijos de suministros de energía y oficina y el mantenimiento general e informático, el margen de maniobra es tan reducido que espanta pensar en que nos llegue un recorte en la asignación de los gastos de funcionamiento, pues es notorio que todo se va encareciendo y el edificio se va avejentando.

También repasaremos los resultados académicos y de convivencia de la primera evaluación, para intentar sacar algún provecho de este análisis, teniendo en cuenta la experiencia acumulada de cursos anteriores, que dictan una evolución más o menos previsible.

jueves, 19 de enero de 2012

Detrás de "un Comenius"

El pasado mes de noviembre estuvo en Amiens, en la Picardía francesa, en una visita preparatoria, un profesor de nuestro centro, Paco, con el objetivo de armar, junto con otros profesores de distintos lugares de Europa, un Comenius, o lo que es lo mismo, un proyecto de colaboración común que asegura, entre otras cosas, cierta movilidad entre sus participantes. Aunque la convocatoria fue un tanto precipitada, nuestro profe nos trajo el germen de un interesante trabajo en común, que versaría sobre el abandono escolar temprano e ideas para evitarlo. Aunque en nuestro centro, por fortuna, apenas tenemos casos de abandono, sin embargo el tema en sí supone un interesante objeto de estudio y reflexión, y no está de más que nosotros y nuestros alumnos le dediquemos atención, máxime si esta reflexión es compartida con otros lugares de Europa donde la situación puede ser muy distinta. Sobre todo ello, por supuesto, está el valor intrínseco de relacionarse (en inglés como lengua franca) con profesores y alumnos de otros países europeos.


Una de las láminas con que dimos a conocer
nuestro centro en Amiens (están expuetas todas ellas en
el vestíbulo del instituto)
De inmediato organizamos un pequeño grupo de profesores para elaborar nuestra parte del trabajo en la solicitud formal que todos los centros colaboradores presentaremos conjuntamente en febrero a la Agencia europea. Y e esas estamos, con la ilusión de que nuestra propuesta salga adelante y podamos participar en un Comenius en breve plazo. Por cierto, el próximo lunes, comida de trabajo en el Picasso.

martes, 17 de enero de 2012

Sobre los pequeños objetivos

El otro día instalamos una pantalla de proyección (con su correspondiente proyector, o viceversa, que tanto da) en la biblioteca. Era uno de los "microbjetivos" que nos habíamos impuesto en el Plan anual, y que recoje la siempre solícita PGA. Como las reuniones ya casi no se entienden sin el auxilio de un "power point" o semejante, no era cosa, si habíamos tenido el descuido de no reservar un aula con proyector, de andar errantes* buscando la disponiblidad de algún espacio informatizado. Acostumbrados a grandes pronunciamientos, la propuesta de un objetivo tan humilde y factible, puede parecer casi ofensivo. ¡Vaya cosa!, se dirá (y con razón): pues se llama a alguien que instale la pantalla, y a correr. Y, sin embargo, me parece que de esos pequeños objetivos (humildes, factibles, cercanos) y con su tenaz acumulación, es como se pueden obtener mejoras a largo plazo.

Estoy pensando en los grandes objetivos institucionales (del tipo de "reducir la tasa de abandono escolar", "mejorar las tasas de titulación"), cargados de buena intención, sin duda, pero tan dependientes de múltiples (y azarosas) variables, factores y voluntades, que su consecución o fracaso parecen más cosa de la fortuna que de la planificación. Tan insensato es alegrarse mucho si se alcanzan, como deprimirse en exceso si no se consiguen.

Por cierto, editar este blog era otro de los "microbjetivos" que nos habíamos impuesto al comienzo de curso y, con independencia de su valor y eficacia (más que dudosos), lo estamos llevando a cabo, a pesar de que muchas veces cuesta encontrar un cuarto de hora de reposo para sentarse a contar lo que pasa, ha pasado o puede pasar en nuestro centro.  

* Lo dejo para el final, casi a modo de broma, y pido disculpas por adelantado por esta erudición de baratillo, pero me he figurado nuestra estampa errando en busca de las aulas "digitales" y me ha venido irresistiblemente a la memoria la hipálage más célebre de la historia de la literatura, el virgiliano "ibant obscuri sola sub nocte per umbram...", cargado de desolación y misterio: "avanzaban oscuros entre las tinieblas de la aislada noche". Eneas y la Sibila penetrando las oscuras sombras del Averno, a cuya entrada los imaginó el famoso paisajista inglés Turner.

jueves, 12 de enero de 2012

Ya estamos de vuelta...

Parece que fue ayer cuando nos deseábamos unas felices vacaciones de Navidad en el austero ágape con que clausuramos el primer trimestre en la cafetería del instituto. ¡Qué sería del ser humano sin su legendaria capacidad de ilusión (entendida la palabra en todo su potencial expresivo)! El caso es que ya estamos de vuelta, poniendo pie en el segundo trimestre, en la sagrada rutina que nos lleva de un curso a otro.

Lo primero a que obliga la tradición es a dedicarse un buen año, y desde aquí queremos extender ese deseo a toda nuestra comunidad educativa, anhelo tanto más intenso cuanto más se obstina la realidad en presentarnos un futuro sombrío. Por lo demás, y para desactivar la pesadumbre, recordamos a los chicos y chicas de tercero de ESO que les quedó pendiente del pasado año el tradicional "viaje a la nieve" a Andorra, que tendrá lugar (esperemos que el invierno esté por fin a la altura de lo que de él se espera) entre los días 21 y 28 de este mes de enero. Un viaje que viven con mucha intensidad y pasión. Para que todo fuera perfecto estaría bien que dejaran dormir a los profes por la noche, y que ningún expedicionario viniera lesionado.


Por lo demás, y dando cumplimiento a alguno de los humildes objetivos que nos propusimos en la PGA al comienzo de curso, el penúltimo día lectivo del ya pasado 2011 tuvimos la sesión de formación de delegados/as y representantes de los alumnos en el Consejo Escolar. Estuvimos con los que acudieron (no todos, por distintas razones, alguna poco razonable) durante un par de horas. Charlamos sobre la condición de delegado de grupo, sobre la poca seriedad con que a veces se afronta su elección, sobre el organigrama del centro, tratamos de hacerles conscientes de la importancia de su representación... Y dedicamos la segunda parte de la sesión a repasar el  borrador sobre Normas básicas de convivencia que estamos tratando de consensuar lo más posible con todos los sectores de la comunidad educativa. Una sesión muy interesante y fructífera, que, sobre todo, nos persuadió a tratar de hacerla una saludable costumbre.

Pues nada, a no dejarse intimidar por enero, y menos aún por el 2012.