Propósito


A veces es difícil explicar las cosas sin el debido reposo, en la apremiante vorágine del día a día.
Y también sucede que esos asuntos muchas veces son complejos, llenos de matices,
o que precisan, para ser bien entendidos, de un oportuno auxilio documental.
Este misterioso cuaderno de hojas infinitas nos permite comunicarnos con calma,
y al mismo tiempo, con inmediatez.
Ese es su propósito.


domingo, 23 de septiembre de 2012

Otra gran reforma... ¡y ya van siete!

El pasado viernes, día 21 de septiembre, se presentó al Consejo de ministros el anteproyecto de la nueva ley de educación (LOMCE), que, dado el poco atractivo de su acróstico, pronto será conocida por el nombre de su mentor como "Ley Wert". Con independencia de la opinión que nos merezca su contenido, la aparición de una nueva ley educativa no consensuada entre los dos principales partidos políticos es una pésima noticia. Desde el mismo día en ser promulgada, penderá sobre ella la amenaza de su derogación para cuando cambie el turno político. La educación, eso a que con tanto énfasis todo el mundo atribuye el futuro del país, sigue siendo uno de los campos de batalla favoritos en la brega política (ideológica sería mucho decir). Si algo necesita un sistema educativo es estabilidad, una mirada a largo plazo que infunda seguridad tanto a los docentes como a los alumnos y sus familias, y a la propia sociedad en su conjunto.

Pero no, lo que tenemos son constantes cambios en el currículo, violentos vaivenes en la planificación educativa y hasta en la misma concepción de la educación. Si algo tenía que quedar fuera de la gresca partidista, si en algo merece la pena cerrarse en el despacho de un ministerio hasta salir con un acuerdo, si algún ámbito tenia que estar especialmente cuidado y protegido, ese es el de la educación. Sin embargo, muy al contrario, estamos cansados de ver cómo se utiliza la educación como ariete partidista. Además, da la impresión de que los ideólogos educativos de uno y otro partido se sintieran depositarios de una revelación, de un dogma que no admite discusión, ni mucho menos el esfuerzo del consenso. El otro no sabe, no entiende, al otro siempre le empujan aviesas intenciones... En fin, todo un ejemplo de los valores de tolerancia, entendimiento, consenso y tantos más que, de manera solemne, no hay ley educativa que no predique en su preámbulo. Y ya van siete.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

El "almacén de archivos" cambia de lugar

En la margen izquierda de este blog teníamos una sección titulada "almacén de archivos", desde la que se accedía a una pequeña colección documental de plantillas de uso muy habitual. Fue una solución un poco improvisada para la distribución de este tipo de documentos, antes de meternos en los entresijos de la página web. Pero tras familiarizarnos con el uso de la página, nos hemos dado cuenta de que en ella estos documentos tendrían una mejor ubicación (un acceso más rápido y más seguro). Así que hemos trasladado allí el "almacén", al que se accede a través del Menú principal, cuya reproducción puedes contemplar en la imagen que ilustra esta entrada.  

Es importante tener en cuenta que este enlace del menú principal sólo aparece si se entra a la página con credencial (es decir, con el nombre de usuario y contraseña asignado a cada departamento). Si se accede de ese modo, el aspecto del menú será el que se ve en la imagen, y el enlace que hay que pulsar el que lleva el título de "Selección documental". Nuestro viejo almacén de archivos ha sido eliminado, para no inducir al error o que se puedan utilizar ediciones   no actualizadas de los documentos. 

Como se dice en estos casos, perdón por las molestias y esperamos que esta nueva ubicación resulte más cómoda, que es de lo que se trata.

sábado, 15 de septiembre de 2012

Los horarios

Si se tuviera tiempo, vocación y estílo, el tema daría para un denso tratado, con capítulos dedicados a la estadística, a la psicología, al lucro informático, a la mitología, a las ciencias ocultas... A un profano, la confección de los horarios se le antoja una especie de Ars magna combinatoria en la que un sinfín de ingredientes disímiles tienen que acabar dando un sistema organizado... por la vía del milagro.

Son tantas las interacciones entre espacios, grupos y profesores (grupos que se dividen, profesores que recogen más de un grupo a la misma hora, espacios habilitados para ciertos usos, y no otros, el enjambre de optativas que ofertan algunos niveles), que parece imposible que todo eso pueda encontrar un acomodo sensato. Y a eso se le añaden criterios de eficacia pedagógica, se le añaden preferencias personales...

En la soledad del demiurgo antes de la creación, nuestras jefas comienzan por dibujar sobre una gran hoja en A3 un complejo diagrama de relaciones para cada nivel. Es candoroso ver con qué pasión explican al iluso que por allí deja caer su mirada la intrincada red de conexiones que se va montando, en razón a una oscura lógica que sólo conoce el hechicero (¡Dios les dé salud!), llena de misteriosas condicionales: porque si el grupo tal ocupa el aula cual  como  el desdoble debe ir a otro sitio, cogiendo los alumnos de este otro grupo, entonces... Montado el gran cascarón, los profes eligen grupos y muestran sus preferencias. Hay que ordenar todo ese abigarrado material, muchas veces contradictorio en sí mismo, y, una vez depurado (si nos vamos a una metáfora culinaria, escogidos, lavados y troceados los ingredientes), se echa en la gran marmita informática, donde se pasa las horas bullendo, en el siempre sorprendente tránsito del caos al cosmos.

Aunque el cosmos nunca es totalemente satisfactorio y el demiurgo se tortura en su soledad para satisfacer lo más posible a todos, aunque bien sabe que la satisfacción de unos significa el descontento de otros. Al final debe elegir entre todas las opciones, y así comenzará el curso el lunes, como si el misterioso orden que nos va a transportar a cada uno a nuestro sitio sin tropezar viniera dado o se hiciera solo

Pero nosotros, que sabemos de sus desvelos, les agradecemos de todo corazón su enorme trabajo y ciencia. 

martes, 11 de septiembre de 2012

Antes de nada, disculpas

Mil disculpas por una ausencia tan prolongada. Aunque no es una buena excusa, quien esto escribe tiene que decir en su descargo que se acumularon a final de curso tantas y tan acuciantes tareas, tantas apelaciones urgentes a nuestra atención, que este pobre blog, dado a la reflexión demorada, siempre quedaba relegado para mejor ocasión. Y así pasaron los meses, hasta hoy, que estamos justo a las puertas de un nuevo curso y se hacía forzoso, al menos, un saludo.

Un curso que se presenta más incierto que de costumbre, en el que lo único incuestionable es que los profes vamos a trabajar más y cobrar menos (quienes tenemos la fortuna del trabajo, porque hay quien tiene situaciones peores que lamentar). Y por muy positivos que nos pongamos y por mucho que queramos hacer de la necesidad virtud, comenzar así no es un buen punto de partida, y hay que contar con ello. 

Es cierto que la situación general del país es tan dramática que hasta nos da apuro exteriorizar el desencanto, y es verdad que también sentimos el imperativo moral de tirar con fuerza hacia adelante, a pesar de la furia de los vientos que soplan en contra. Como tantas otras personas, tenemos la incómoda sensación de expiar una pena por un delito que no hemos cometido. 

Tampoco las familias tienen razones para el optimismo, con el coste del material escolar cargado con un brutal aumento del IVA y, lo que es peor, con una perspectiva de futuro tras los estudios de sus hijos más que sombría.  

Si acaso, y por no hundirnos en la depresión colectiva, la crisis debiera producir un efecto reflexivo: volver la mirada hacia lo auténtico, hacia lo esencial, hacia los terrenos más seguros. Nuestra labor, la enseñanza, está en ese ámbito de lo esencial, nada menos que la transmisión del conocimiento, de nuestra cultura y valores. Si esa reflexión colectiva nos permitiera a todos los implicados en este complejo proceso en que se ha convertido la educación volver a los principios más esenciales de la enseñanza, el deseo de aprender y la generosidad de enseñar, algo habríamos ganado. 

En todo caso, y por encima de todo, prevalece la bienvenida a todos los que llegan a nuestro centro y el deseo de un curso 2012-2013 lo más feliz y fructífero posible

sábado, 14 de abril de 2012

El desapego


Aunque bien sabemos que está en la naturaleza de la vida el ir superando etapas, y que los filósofos y poetas nos recuerdan con terco empeño que es imposible remontar, ni siquiera un palmo, el río de nuestra existencia, también es verdad que el recuerdo de lo vivido, los lugares, las compañías y las experiencias que hemos ido atesorando a lo largo de los años nos permiten sabotear ese implacable principio.

Nuestra institución es una estación de paso, un edificio de todos y de nadie. Para algunos la estancia es breve: personal docente y no docente que pasa unos días en una sustitución, alumnos que por cualquier contingencia no completan un curso entero... Poca huella dejará en ellos nuestro centro. Pero eso no es lo normal. La estancia suele ser larga, pues los niños y niñas que vienen en primero de ESO tienen por delante seis cursos, por no hablar de profesores que siguen la rutina de cruzar sus puertas durante décadas

Se acerca la ceremonia de graduación de segundo de bachillerato. Es normal que, a su edad, lanzados hacia el futuro, al acabar sus años de instituto, nuestros alumnos miren con un poco de desdén ese lugar que les evoca una etapa ya superada (no saben, aún, que con el paso de los años, el recuerdo volverá una y otra vez a ese escenario donde casi todos los desenlaces eran posibles).

Pero también percibimos cierto desapego en los profesores que se van, algunos después de dedicar a estas aulas media vida laboral. Naturalmente, alguna culpa tendremos los que quedamos aquí, que tal vez, absorbidos por la intensidad de nuestras tareas, no prestamos el cuidado debido a mantener estos contactos. Y el caso es que lo tenemos muy fácil, porque las nuevas tecnologías nos permiten tener actualizada una base de datos con las direcciones electrónicas de todo aquel que tenga interés en mantenerse en contacto con nosotros, ya sea antiguo alumno, profesor o del personal de administración y servicios.

Ya no hay, pues, excusa. Quien tenga interés en recibir nuestras noticias (convocatorias a celebraciones, noticias relevantes sobre el centro o sobre los antiguos compañeros, y cualquier cosa que sea de interés compartir, como la espicha que tenemos preparada para el 15 de junio), nos debe remitir su dirección de correo electrónico [a cualquiera de estas dos direcciones: elpiles@educastur.princast.es  o  elblogdeladireccion@gmail.com] . Nosotros la incorporaremos a nuestra base de datos y a una lista de correo, y trataremos de no perder el contacto con ellos. Nos gustaría mucho combatir esa desafección para con el centro que alguna vez nos parece percibir entre el silencio de los que ya marcharon.   

La imagen, por cierto, es el recorte de una de las caricaturas de Avelino; ésta hecha con motivo de la comida de jubilación del año 2005.

viernes, 23 de marzo de 2012

Primavera en El Piles

Entre otros detectores de la llegada de la primavera (algunos bien notorios y tumultosos), yo me he aficionado al liriodendro de Virginia (liriodendron tulipifera) que plantamos el pasado curso con ocasión del XXV aniversario. Es un testigo austero pero fiable del advenimiento de la estación florida. Estos días ha brotado con discreción, pero no nos ha pasado desapercibido. Eso significa que el curso entra en su período de aceleración, y que llegan los meses en que hay que concentrarse y echar el resto. Y, también, que otro curso está ya a la espera, empujando a éste.

jueves, 22 de marzo de 2012

Inmortalizados

El único privilegio más o menos seguro al que se puede aspirar formando parte del equipo directivo del IES "El Piles" es al de ser inmortalizado en una caricatura de Avelino. En este caso, el término "inmortalizar" es más que una metáfora, pues el dibujo nos ha encumbrado al Olimpo. Aunque, si bien se mira, las preocupaciones que atenazan a estos diosecillos de andar por casa no pueden ser más terrenales (las penurias económicas, los reglamentos legales, la infinita paciencia, la marca de zapatos...). En lo que la caricatura hace justicia, y se queda corta, es en lo bien acompañado que se encuentra este Zeus de ocasión, a resguardo de los inconmensurables Gigantes, de los  fieros Centímanos, de los temibles Cíclopes y del espantoso Tifón, que con furia desafían todos los días los cimientos de la alta morada divina.


La "maldición" de los móviles

Si nos paramos un instante a reflexionar sobre las ventajas e inconvenientes de que los alumnos/as tengan consigo un teléfono móvil en el instituto, creo que no será difícil llegar a la siguiente conclusión:

a) Ventajas:

Ninguna. Todos los alumnos y alumnas del centro están perfectamente localizables a través del teléfono del instituto para cualquier emergencia o aviso importante que se les quiera hacer llegar.

b) Inconvenientes:

1.- Es un accesorio (que puede llegar a ser bastante caro) propenso al extravío o robo, con las incómodas repercusiones en convivencia de ambas situaciones, sobre todo la segunda.
2.- Su uso cuesta dinero.
3.- Es un accesorio que es requisado con frecuencia por los profesores/as, porque su uso (incluido el no intencionado) interrumpe de manera frecuente y muy irritante el normal desarrollo de las clases. Cuando se requisa, tienen que venir los padres a por él, con las consecuentes molestias.
4.- Puede ser utilizado como herramienta de acoso, a través de las redes sociales o por cualquier otro medio.
5.- Puede ser utilizado como "chuleta electrónica".
6.- Puede ser utilizado como instrumento de grabación de sonido o imágenes, con el riesgo de su posterior difusión en internet.
7.- Puede ser utilizado para convocatorias grupales de autoría indefinida a través del servicio de mensajería instantánea Whatsapp.
8.- A estas alturas, podemos asegurar de que en muchos casos su uso crea adicción.

Creemos que sería muy deseable la inclusión en todos los reglamentos de régimen interno de todos los centros de enseñanza secundaria de nuestra ciudad la prohibición en el recinto escolar del uso de móviles y dispositivos semejantes por parte de los alumnos/as, y que esta medida tuviera el respaldo de la administración educativa y, sobre todo, de la comprensión y el apoyo de las familias de nuestros alumnos y alumnas. De hecho, tal vez la prohibición tendría que venir ya hecha desde casa, como una forma inteligente de anticiparse a los problemas.

lunes, 12 de marzo de 2012

Las actividades extraescolares

Nos estamos acercando al punto álgido del año en lo que se refiere a actividades extraescolares. Después de tres viajes a la nieve (uno a Andorra y dos a la estación de Fuentes de Invierno), el próximo día 22, los chicos y chicas de primero de bachillerato iniciarán su viaje de estudios a Italia, que, para ser precisos, incluye también una interesante porción del sur de Francia. Conocerán ciudades como Nîmes, Arles, Avignon, Pisa, Roma, Florencia, Siena, Venecia, Verona... Una experiencia que, a buen seguro, les resultará inolvidable. El día siguiente, el viernes 23, comienza el intercambio de francés (2º y 3ºde ESO), una actividad con una gran tradición en nuestro centro, y que, además de la consolidación en su aprendizaje de la lengua y cultura francesas y de la experiencia que supone la "inmersión" en una familia extranjera, tiene también un importante componente de visita cultural. A la vuelta de vacaciones de Semana Santa, espera a los de cuarto de ESO el también tradicional viaje a Cataluña, con Barcelona como eje central, pero con la importante añadidura de la visita a los yacimientos arqueológicos de Atapuerca y la reserva natural del Delta del Ebro. En el primer trimestre los de 3º visitaron el museo Guggenheim de Bilbao, a finales de curso (o principios del que viene) queda pendiente el intercambio de inglés (el pasado año, con un colegio de Chicago).

Nuestros alumnos y alumnas de primero de ESO celebran un gol del Sporting en El Molinón.
Entre medias son innumerables otro tipo de actividades, las patrocinadas por la fundación municipal de cultura, las visitas a El Molinón (tres, este curso), y todo un conjunto de salidas e iniciativas que, para quien tenga curiosidad, pueden hojearse en la PGA, porque resultaría enormemente tedioso mencionarlas aquí todas (aunque también tenga su punto de injusticia no el hacerlo, ¡mea culpa!).

Porque en relidad, lo que es preciso destacar (más allá de unas u otras, que, según se celebran van apareciendo en nuestra página web), es que, a pesar de las grandes incomodidadades que acarrean, de la distinta "longitud de onda" en que muchas veces afrontamos estas actividades profesores y alumnos, a pesar de alguna que otra experiencia negativa que nos aconseja ser prudentes, con todo, curso tras curso, siguen celebrándose. Y eso no sería posible sin la entrega y la vocación de muchos profesores y profesoras que ponen por delante de todos los inconvenientes su entusiasmo por enseñar, en el más ancho sentido de la palabra. Valga esta entrada como un humilde homenaje para todos ellos.

martes, 6 de marzo de 2012

Una espicha para el 15 de junio

El pasado curso, con motivo de la celebración del XXV aniversario, convocamos una espicha en el Llagar de Cabueñes, abierta a antiguos miembros del personal docente y no docente, así como a los alumnos y alumnas que habían pasado por nuestro centro durante esos años. Fue un viernes, día 1 de abril, después de los actos oficiales de celebración que tuvieron lugar en el salón de actos de Marina Civil. A la convocatoria acudimos un centenar y medio de personas, y el tiempo nos deparó una noche con una temperatura fantástica. Guardamos muy buen recuerdo de aquel día, porque fue un placer reunirse y charlar un rato con unos y con otros (para eso el "formato espicha" es ideal), evocando viejos recuerdos cuya última conexión era siempre El Piles.

Tal vez nos debiéramos haber atenido a aquello de que "segundas partes nunca fueron buenas...", pero hemos preferido arriesgarnos a hacer otra convocatoria, esta vez sin aniversarios de por medio, más relajada e informal, con la única pretensión de pasar un buen rato juntos, aunque con el mismo alcance que la anterior (abierta a antiguos profesores, alumnos y personal no docente). Con ocasión de las actividades del XXV aniversario nos pareció percibir cierta desafección de los antiguos alumnos con el centro, y nos gustaría encontrar alguna manera de evitar ese sentimiento. Para empezar, no está mal juntarse de vez en cuando a charlar al aroma de la sidra. Además, este año, al retrasar la fecha hasta el día 15 de junio, nos sirve también de despedida del curso.

Como el pasado año, hemos organizado un sistema de entradas. La persona interesada, previo pago de 27 euros, retira su entrada y deja sus datos en la conserjería del centro. La imagen de abajo reproduce el cartel con el que vamos a publicitar la espicha, fechada para las nueve de la noche del día 15 de junio, en el Llagar de Cabueñes. Te esperamos.


sábado, 3 de marzo de 2012

El tradicional viaje a la nieve

Ya es tradicional en nuestro centro que los alumnos y alumnas de los tres primeros cursos de la ESO se inicicien (o perfeccionen, según las "horas de vuelo" de cada cual) en la práctica del esquí. Es una iniciativa debida a la infatigable ilusión del departamento de Educación Física que, a pesar del gran trabajo y los inevitables sobresaltos inherentes a este tipo de actividades, organiza diversas expediciones, a Andorra para los más mayores (3º de ESO) y a San Isidro o Fuentes de Invierno para los peques (1º y 2º). Este curso se han llevado a cabo ya dos viajes, y este domingo sale el tercero.

Los peques de primero de ESO en Fuentes de invierno, la semana pasada.
Estas expediciones brindan una buena oportunidad para reflexionar en general sobre la gran cantidad de actividades extraescolares que se llevan a cabo en el centro, y el entusiasmo vocacional que ponen de manifiesto aquellas personas que las organizan y llevan a cabo. Porque hay que reconocer que las trabas son enormes: la primera, la disparidad de objetivos entre profesores y alumnos, los primeros empeñados en la carga formativa de la actividad y en el mantenimiento de una conducta ordenada, mientras los segundos, o al menos algunos de ellos, piensan sólo en divertirse y disfrutar de los quilómetros de distancia con sus casas. Luego está el acecho de las responsabilidades judiciales ante cualquier suceso, en una sociedad cada vez más implacable en la exigencia de culpabilidad ajena. Y todo sin hablar de lo más evidente, de las largas quilometradas en autobús, de las noches en vela, del afán por transmitir lo tantas veces visto y hecho.... O de los lamentables malentendidos de quienes piensan que estas actividades son poco menos que unas vacaciones pagadas.

Es verdad que basta a veces la contemplación de una mirada sorprendida o unas palabras de sincero agradecimiento para que todo lo dicho se compense. Pero ello no quita para valorar y agradecer el esfuerzo e implicación de quienes se embarcan en estos empeños. Simplemente, porque podrían no hacerlo.

viernes, 24 de febrero de 2012

La plantilla para el curso que viene


Ha salido en Educastur la plantilla de personal docente para el próximo curso y su diseño es exactamente igual que para el curso pasado. Ésta es la que antes se daba en llamar "Plantilla orgánica", siendo la antigua "Plantilla funcional" lo que ahora se denomina "Necesidades autorizadas". De momento, la noticia es buena, aunque nos temenos que aún le faltan muchos pasos a este proceso. Esperemos que todo lo que estamos sufriendo con los recortes en el personal no docente no sea una premonición...

lunes, 13 de febrero de 2012

PILESMANÍA

Nuestro centro tiene una muy larga tradición en la publicación de revistas escolares. Sorteando las modas y los fluctuantes niveles de entusiasmo (y sus correspondientes apagones) "Epilespia", que así era el nombre hasta ahora de nuestra publicación, se mantuvo hasta el curso pasado. Si te interesa conocer algunos detalles sobre su larga historia, puedes pulsar sobre este enlace.

Este curso, a juicio del consejo editorial de nuestra revista (cuya elabración está incluida en las actividades de la optativa Proyecto artístico de 4º de ESO), era tiempo de una renovación, comenzando desde su título: "Pilesmanía". Bueno, en realidad, el título tiene la deferencia con el mundo antiguo (que no se pueden imaginar cuánto agradece quien esto escribe), de incluir como primera letra la "pi" griega. Esos días tenemos las paredes del centro llenas de carteles que reclaman colaboración en cualquiera de las múltiples secciones de la revista (pelopilespata, ladrillo y lingote, secciones de cómic, fotografía, creación literaria y artística...). Colaboraciones que pueden entregarse de manera personal en el departamento de plástica, o a través de la siguiente dirección de correo: pilesmania@gmail.com.

Estamos seguros de que va a salir una gran revista, y de que tendrá el encanto especial de la letra impresa, y de que se convertirá en un entrañable recuerdo de los años de instituto. Yo aún conservo las que editábamos en mi centro cuando era estudiante, y también conservo la fascinación que suponía ver multiplicados sobre el papel tus escritos o tus dibujos. A pesar de la revolución digital en la edición y en, en general, en la comunicación, una revista escrita hace suyo, de alguna manera, el viejo adagio latino: uerba volant, scripta manent (lo escrito permanece,  las palabras se las lleva el viento).

sábado, 11 de febrero de 2012

El frío

Ayer, viernes, fue, tal vez, el día más frío de lo que llevamos de invierno. Para celebrarlo (al destino, a veces, hay que tratar de esquivarlo con una broma) tuvimos una pequeña avería en la calefacción. Pequeña, pero suficiente para pasar buena parte de la mañana inermes ante la corriente siberiana. La verdad es que se hizo difícil dar y recibir clase en esas condiciones. Y, a pesar de ello, tanto profesores como alumnos, demostraron unas dosis de comprensión, resignación y hasta cierto punto de buen humor ante la adversidad verdaderamente sorprendentes. Nos merecemos todos una felicitación, por saber anteponer el raciocinio  y la paciencia a la histeria. Tal vez como una mágica recompensa a esa actitud, recibimos también ayer mismo el ingreso que asegura la obra para el cambio de nuestra agonizante caldera por una nueva que, cabe esperar, mejore las condiciones de bienestar del centro en los próximos años. Al menos, también cabe pensar, tendremos una mayor eficacia energética (se amortizará mejor el enorme gasto en combustible, cuyo precio anda en niveles de récord) y una "luna de miel" de unos años sin averías. Cuando termine la "temporada de calefacción", se comenzará con el cambio. Todo un alivio para nosotros, que agradecemos a los responsables que han tomado esta justa decisión.
Una imagen de nuestra vetusta caldera, más elocuente que mil palabras.



Los veintiséis años del edificio principal no han pasado en vano, e igual que han significado la rampa de lanzamiento para muchas personas que gozan hoy de una gran formación y posición laboral, el uso intenso de las instalaciones las ha ido deteriorando poco a poco, y son precisas importantes intervenciones para asegurar el centro moderno y confortable que todos queremos. De pocos edificios se benefica tanto la sociedad, en su conjunto, y tantas personas concretas y tan importantes (nuestros hijos). Supongo que este argumento estará siempre operativo en la cabeza de nuestros responsables políticos.

viernes, 10 de febrero de 2012

Seguimos trabajando en convivencia

Poco a poco, asegurando los pasos, seguimos avanzando para perfilar, entre todos, los dos documentos del Plan de convivencia que consideramos esenciales . El primero de ellos, el que contiene las normas básicas de convivencia, se redactó en su primera versión inspirándonos en la tradición del centro, aunque con algunas aportaciones nuevas. Antes de ser presentado como borrador a los distintos sectores de la comunidad educativa, fue tratado en el seno de la comisión de convivencia del consejo escolar (el día 8 de noviembre del pasado año). A finales de trimestre, los delegados y representantes de los alumnos en el consejo escolar tuvieron la ocasión de revisarlo, en la jornada de formación que celebramos con ellos dos días antes de vacaciones. También en el tercer trimestre se entregó a los miembros de la CCP el borrador, para que los profesores hicieran, a través de sus departamentos, las aportaciones que les parecieran oportunas. En sucesivas sesiones, a lo largo de lo que llevamos de curso, se han ido discutiendo y encajando esos matices.

De este largo y laborioso peregrinar por distintas sensibilidades y maneras de ver las cosas, hemos obtenido un documento que ha alcanzando unas dosis estimables de consenso y aceptación y, por tanto, de legitimidad. Sólo le falta la aprobación del consejo escolar, último trámite antes de entrar en vigor. Si tienes curiosidad por leerlo, puedes enlazar con él desde aquí.


Muy vinculado con este documento está el carné de convivencia. Consiste en una suerte de seguimiento a lo largo del curso del comportamiento general del alumno, parecido al "carnet por puntos" de las disposiciones de tráfico. Partimos con un número de puntos (20), que se van restando al ritmo que se vayan cometiendo acciones contrarias a las normas de convivencia, y dependiendo de la gravedad de éstas. Naturalmente, hay límites significativos (15, 10, 5 puntos) que, al incurrir en ellos, tienen aparejada una corrección, más intensa cuanto menor sea el número de puntos restado. Como tendremos ocasión de dar detalles más adelante, insistiremos sólo en una cuestión, muy importante. Las faltas de asistencia injustificadas, así como los retrasos, también injustificados, son considerados por la normativa como acciones contra las normas de convivencia. Y así lo son, pues perturban notablemente el discurrir normal de una clase. El caso es que, tradicionalmente, han quedado impunes, por mucho que nos rasguemos las vestiduras lamentando una actitud tan poco responsable. Pues bien, el carnet de convivencia nos da la oportunidad de intervenir contra esta costumbre tan arraigada como desconsiderada e irresponsable.

El reto es describir con precisión nociones tan importantes como "falta justificada", "retraso", ponderar los partes de convivencia de acuerdo con la distinta relevancia de los hechos descritos en él y su consecuente traducción en puntos, determinar las acciones que puedan considerarse como atenuantes y, por tanto, sumar puntos positivos. Y el reto, aún mayor, es aplicar el sistema de manera coordinada y concienzuda por parte de todo el claustro.

Pues en ello estamos, con la esperanza de tener este importante instrumento bien afinado para el próximo curso.

sábado, 4 de febrero de 2012

La nueva codificación de espacios

Se nos ha ocurrido, para facilitar las labores de mantenimiento, la gestión de las llaves y, en general, para dotarnos de un sistema de nomenclatura de los espacios más coherente y totalizador, cambiar los criterios de codificación de los espacios vigentes hasta la fecha. Estas cosas, preciso es confesarlo, a pesar de haber sido consultadas en una sesión de la CCP y en el grupo de trabajo, entre otras instancias y personas significativas, dan un poco de vértigo. Se modifican rutinas tan añejas que es difícil evitar la zozobra que seguro que siente un sacrílego involuntario.

Una de las pegatinas de la nueva codificación

Todo lo atenúa , sin embargo, el hecho de que el sistema de humildes pegatinas que hemos empleado es reversible, y el obsesivo despliegue alfanumérico que ha invadido el centro no deja de ser un ensayo general, una propuesta de la que pronto sabremos si cuenta con el beneplácito, el rechazo o la indiferencia mayoritarios. También se puede decir a su favor que el coste de la operación, cuestión importante en estos tiempos que corren, es prácticamente nulo.

Por otra parte, los criterios son muy simples: además de la presencia de nuestro logo, el sinuoso río Piles y el punto amarillo de su segunda letra, y de la denominación del espacio en español y en inglés (este curso son ya ciento trece los alumnos que cursan el programa bilingüe), se expresa la planta con las letras A, B o C, según se corresponda, respectivamente, a la planta baja, a la primera o a la segunda, con independencia (y esto es importante tenerlo en cuenta) del edificio en cuestión. A la letra le sigue un número correlativo que comienza en el extremo derecho de los pasillos principales corriendo por uno de sus lados y volviendo por el contrario. Luego se añaden los espacios correspondientes a las plantas en la Casa Blanca y las extensiones del gimnasio y la cafetería (así llamadas para entendernos).

El sistema no parece difícil de comprender, lo más arduo es pasar de una rutina a otra y, tal vez, acostumbrarse a numeraciones más altas de lo normal, al incluir tantos espacios hasta ahora anónimos.

Sea como fuere, adelantamos nuestras disculpas a quienes incomode este nuevo sistema o le cause algún problema de orientación. Con este fin dejaremos convivir ambas rotulaciones durante una buena temporada, y, si cuaja la opción que proponemos, más adelante será cuestión de reforzarla con unos indicadores como es debido.

jueves, 2 de febrero de 2012

Campaña de limpieza

Cuando en agosto de 2008 se venían las bolsas abajo y el susurro de la crisis se iba convirtiendo en un clamor, todavía pensábamos que sería uno de tantos baches económicos superables con más o menos rapidez. Pero ahora ya está claro que nadie estamos a salvo de su onda expansiva y que, con mayor o menor rigor, nos ha llegado o llegará a todos.

Si miramos hacia nuestros institutos de secundaria, uno de sus últimos efectos ha sido la congelación o contracción de las plantillas de personal laboral, según la suerte que haya tenido cada cual. Si por distintas circunstancias (concursos de traslados, jubilaciones, incluso decesos), alguna persona de este colectivo abandonó el centro a partir de este verano, ha sido prácticamente imposible la reposición de esa plaza. El criterio para disponer un mayor o menor número de efectivos en el personal laboral no puede ser la suerte, y en eso esperamos que esté la administración.  

Nosotros, en este ámbito, no hemos podido tener peor fortuna. Tres de las limpiadoras, dos por concurso de traslados y una tercera por jubilación, han dejado nuestro centro en este curso, y sólo se compensó esta carencia con una sustituta. En definitiva, de las cuatro personas a jornada completa y una más a media jornada que teníamos tradicionalmente, hoy sólo tenemos "dos y media". Dicho en otras palabras, casi se nos ha ido la mitad de la plantilla.

Además de nuestras insistentes reclamaciones ante la administración, estos días hemos puesto en marcha una campaña de concienciación para que todos los que convivimos en este centro echemos una mano a estas personas, sobrecargadas de trabajo, y que han manifestado una encomiable disposición y profesionalidad en circunstancias tan exigentes.

Con el cartel que aparece en esta entrada como enseña, hemos recorrido todos y cada uno de los grupos, tratando de hacer ver a nuestros alumnos que antes que las matemáticas, la lengua o el inglés, hay una educación más esencial y primaria, la del civismo y la solidaridad con los demás, que tenemos una gran ocasión, en estas circunstancias, de poner de manifiesto.

Bien mirado, ¡se pide tan poco...! Que tires los papeles, los envoltorios de comida, de chicles o caramelos, las bolsas de patatas fritas, las tajaduras del lapicero... a la papelera, y no al suelo. Y que coloques las mesas y las sillas, después de la última hora, de manera que les facilites un poco el trabajo a quienes tratan de hacer tu segunda casa (el instituto) lo más habitable posible.

¡A ver si podemos hacer bueno (hasta que volvamos a tener el personal que nos corresponde y necesitamos) aquello de que "no hay bien que por mal no venga"!

domingo, 22 de enero de 2012

El martes 24, claustro y consejo escolar

El próximo martes tenemos claustro y consejo escolar (el primero a las 16,30, el segundo a las 19,00). Vamos a tratar, entre otras cosas, de las cuentas (para ser exactos, de la "cuenta de gestión"). Generalmente esta cuenta consiste en el balance económico de todo un año (pues el ritmo contable y el académico andan desajustados, y las cuentas van por años, y las enseñanzas, por cursos), pero en esta ocasión, teniendo en cuenta el cambio en el equipo directivo, la cuenta de gestión será sólo la del segundo trimestre, pues del primero rindió cuentas la directiva anterior.

La verdad, y puestos a resumir, en un centro como el nuestro (sin ciclos formativos), tenemos "lo comido por lo servido". Una vez descontados los gastos más o menos fijos de suministros de energía y oficina y el mantenimiento general e informático, el margen de maniobra es tan reducido que espanta pensar en que nos llegue un recorte en la asignación de los gastos de funcionamiento, pues es notorio que todo se va encareciendo y el edificio se va avejentando.

También repasaremos los resultados académicos y de convivencia de la primera evaluación, para intentar sacar algún provecho de este análisis, teniendo en cuenta la experiencia acumulada de cursos anteriores, que dictan una evolución más o menos previsible.

jueves, 19 de enero de 2012

Detrás de "un Comenius"

El pasado mes de noviembre estuvo en Amiens, en la Picardía francesa, en una visita preparatoria, un profesor de nuestro centro, Paco, con el objetivo de armar, junto con otros profesores de distintos lugares de Europa, un Comenius, o lo que es lo mismo, un proyecto de colaboración común que asegura, entre otras cosas, cierta movilidad entre sus participantes. Aunque la convocatoria fue un tanto precipitada, nuestro profe nos trajo el germen de un interesante trabajo en común, que versaría sobre el abandono escolar temprano e ideas para evitarlo. Aunque en nuestro centro, por fortuna, apenas tenemos casos de abandono, sin embargo el tema en sí supone un interesante objeto de estudio y reflexión, y no está de más que nosotros y nuestros alumnos le dediquemos atención, máxime si esta reflexión es compartida con otros lugares de Europa donde la situación puede ser muy distinta. Sobre todo ello, por supuesto, está el valor intrínseco de relacionarse (en inglés como lengua franca) con profesores y alumnos de otros países europeos.


Una de las láminas con que dimos a conocer
nuestro centro en Amiens (están expuetas todas ellas en
el vestíbulo del instituto)
De inmediato organizamos un pequeño grupo de profesores para elaborar nuestra parte del trabajo en la solicitud formal que todos los centros colaboradores presentaremos conjuntamente en febrero a la Agencia europea. Y e esas estamos, con la ilusión de que nuestra propuesta salga adelante y podamos participar en un Comenius en breve plazo. Por cierto, el próximo lunes, comida de trabajo en el Picasso.

martes, 17 de enero de 2012

Sobre los pequeños objetivos

El otro día instalamos una pantalla de proyección (con su correspondiente proyector, o viceversa, que tanto da) en la biblioteca. Era uno de los "microbjetivos" que nos habíamos impuesto en el Plan anual, y que recoje la siempre solícita PGA. Como las reuniones ya casi no se entienden sin el auxilio de un "power point" o semejante, no era cosa, si habíamos tenido el descuido de no reservar un aula con proyector, de andar errantes* buscando la disponiblidad de algún espacio informatizado. Acostumbrados a grandes pronunciamientos, la propuesta de un objetivo tan humilde y factible, puede parecer casi ofensivo. ¡Vaya cosa!, se dirá (y con razón): pues se llama a alguien que instale la pantalla, y a correr. Y, sin embargo, me parece que de esos pequeños objetivos (humildes, factibles, cercanos) y con su tenaz acumulación, es como se pueden obtener mejoras a largo plazo.

Estoy pensando en los grandes objetivos institucionales (del tipo de "reducir la tasa de abandono escolar", "mejorar las tasas de titulación"), cargados de buena intención, sin duda, pero tan dependientes de múltiples (y azarosas) variables, factores y voluntades, que su consecución o fracaso parecen más cosa de la fortuna que de la planificación. Tan insensato es alegrarse mucho si se alcanzan, como deprimirse en exceso si no se consiguen.

Por cierto, editar este blog era otro de los "microbjetivos" que nos habíamos impuesto al comienzo de curso y, con independencia de su valor y eficacia (más que dudosos), lo estamos llevando a cabo, a pesar de que muchas veces cuesta encontrar un cuarto de hora de reposo para sentarse a contar lo que pasa, ha pasado o puede pasar en nuestro centro.  

* Lo dejo para el final, casi a modo de broma, y pido disculpas por adelantado por esta erudición de baratillo, pero me he figurado nuestra estampa errando en busca de las aulas "digitales" y me ha venido irresistiblemente a la memoria la hipálage más célebre de la historia de la literatura, el virgiliano "ibant obscuri sola sub nocte per umbram...", cargado de desolación y misterio: "avanzaban oscuros entre las tinieblas de la aislada noche". Eneas y la Sibila penetrando las oscuras sombras del Averno, a cuya entrada los imaginó el famoso paisajista inglés Turner.

jueves, 12 de enero de 2012

Ya estamos de vuelta...

Parece que fue ayer cuando nos deseábamos unas felices vacaciones de Navidad en el austero ágape con que clausuramos el primer trimestre en la cafetería del instituto. ¡Qué sería del ser humano sin su legendaria capacidad de ilusión (entendida la palabra en todo su potencial expresivo)! El caso es que ya estamos de vuelta, poniendo pie en el segundo trimestre, en la sagrada rutina que nos lleva de un curso a otro.

Lo primero a que obliga la tradición es a dedicarse un buen año, y desde aquí queremos extender ese deseo a toda nuestra comunidad educativa, anhelo tanto más intenso cuanto más se obstina la realidad en presentarnos un futuro sombrío. Por lo demás, y para desactivar la pesadumbre, recordamos a los chicos y chicas de tercero de ESO que les quedó pendiente del pasado año el tradicional "viaje a la nieve" a Andorra, que tendrá lugar (esperemos que el invierno esté por fin a la altura de lo que de él se espera) entre los días 21 y 28 de este mes de enero. Un viaje que viven con mucha intensidad y pasión. Para que todo fuera perfecto estaría bien que dejaran dormir a los profes por la noche, y que ningún expedicionario viniera lesionado.


Por lo demás, y dando cumplimiento a alguno de los humildes objetivos que nos propusimos en la PGA al comienzo de curso, el penúltimo día lectivo del ya pasado 2011 tuvimos la sesión de formación de delegados/as y representantes de los alumnos en el Consejo Escolar. Estuvimos con los que acudieron (no todos, por distintas razones, alguna poco razonable) durante un par de horas. Charlamos sobre la condición de delegado de grupo, sobre la poca seriedad con que a veces se afronta su elección, sobre el organigrama del centro, tratamos de hacerles conscientes de la importancia de su representación... Y dedicamos la segunda parte de la sesión a repasar el  borrador sobre Normas básicas de convivencia que estamos tratando de consensuar lo más posible con todos los sectores de la comunidad educativa. Una sesión muy interesante y fructífera, que, sobre todo, nos persuadió a tratar de hacerla una saludable costumbre.

Pues nada, a no dejarse intimidar por enero, y menos aún por el 2012.