Propósito


A veces es difícil explicar las cosas sin el debido reposo, en la apremiante vorágine del día a día.
Y también sucede que esos asuntos muchas veces son complejos, llenos de matices,
o que precisan, para ser bien entendidos, de un oportuno auxilio documental.
Este misterioso cuaderno de hojas infinitas nos permite comunicarnos con calma,
y al mismo tiempo, con inmediatez.
Ese es su propósito.


sábado, 17 de diciembre de 2011

¡Feliz Navidad!

Aunque todo el mundo sabe cuánta impostura hay en esa metafísica de los buenos deseos e intenciones que es la Navidad, todavía somos muchos los que nos dejamos seducir por su atractivo. Y es que, por muchos que sean los desengaños con que trate de desdecirla el curso de la vida, sin embargo, basta con remontarse a un recuerdo de la niñez para volvernos a entregar, casi del todo, a sus brazos. Así que, sea como fuere, ahí va nuestra dedicatoria de una feliz Navidad.


Y todavía siguen vigentes nuestros los deseos de una intensa Navidad expresados el pasado año...


jueves, 24 de noviembre de 2011

Sobre la convivencia

Hablar de planes de convivencia en la enseñanza debería ser un oxímoron. Cuesta imaginarse, por figurar un ejemplo extravagante, a Aristóteles poniendo orden entre sus desatentos discípulos, más ocupados en tramar un sabotaje en algún recodo del famoso paseo del Liceo, que en beber de las palabras del maestro. Algo debió de suceder con el paso del tiempo, cuando el término que vino a triunfar en castellano para designar nuestra noble profesión fue el de "enseñar", cuyas dos primeras acepciones en la RAE son las siguientes: 1) Instruir, doctrinar, amaestrar con reglas o preceptos. 2) Dar advertencia, ejemplo o escarmiento que sirve de experiencia y guía para obrar en lo sucesivo. No parecen hablarnos, una y otra, de una acendrada pasión por el conocimiento de parte del alumno ("el que se alimenta", dice, candorosa, la etimología), ni un puro y altruista afán por transmitirlo, de parte del profesor.


A día de hoy, nos guste más o menos, la convivencia (término un pelín tramposo, porque, en el contexto en que lo utilizamos suele hacer referencia a lo contrario: los problemas de convivencia), es uno de los retos más importantes que afronta un centro de enseñanza secundaria, porque es condición anterior y necesaria para nuestro objetivo fundamental, el de dar la mejor formación académica posible. Por otra parte (habría que ver con qué autoridad, vistos los ejemplos que recibimos de ella), la sociedad nos demanda cada vez con más fuerza que, además de la formación académica, consigamos una formación humana  y, por así decirlo, ciudadana. Sin el auxilio de toda la sociedad y, particularmente, sin la fuerte implicación de los padres, los esfuerzos aislados de un centro educativo son "voces que claman en el desierto".

Sea como fuere, este curso estamos reflexionando sobre el particular, y tratando de actualizar nuestros instrumentos, en el marco normativo del Plan de convivencia, para ver si podemos afinarlos lo más posible con el concurso de toda la comunidad educativa, y configurar un sistema efectivo (además de equitativo y proporcionado) que dé respuesta a los inevitables conflictos (por fortuna, no demasiados) que genera el tráfico constante, durante más de seis horas, de casi quinientos adolescentes por nuestras aulas, laboratorios, talleres, patios, gimnasio, biblioteca y demás dependencias del centro.  

viernes, 11 de noviembre de 2011

Cometas en el cielo

Carátula de una edición en español
 de la novela
El club de lectura que ha echado a andar Laura este curso ya ha tenido el saludable efecto de hacernos leer (incluso a quienes no estamos, de momento, adscritos a él) un libro sumamente interesante, "Cometas en el cielo" ("The Kite Runner", en su lengua original). Y a ver también, ya puestos, la película que se inspiró en la novela (el primero debido a la pluma de Khaled Hosseini, fue escrito en el 2003; la segunda, dirigida por Marc Foster, se estrenó en 2007). Una venta de ocho millones de ejemplares (empujados, como la propia novela, por los sucesos del 11-S y la posterior invasión de Afganistán) avalan el interés que suscitó en todo el mundo la novela.

Me ha parecido una elección muy atinada para comenzar: la novela se lee con mucha facilidad y atrapa desde su inicio la atención del lector. Pero, además, resulta muy emotiva, porque detrás de la asombrosa peripecia que relata, se siente latir la propia experiencia del autor. De su mano nos sumergimos en la tortuosa historia afgana, un descenso hacia los abismos de la barbarie que resulta toda una parábola del potencial aniquilador del extremismo ideológico y religioso. Y, con todo, este viaje a Afganistán nos vuelve a demostrar la universalidad de los anhelos humanos, de sus miserias y grandezas, iguales allá por donde se vaya, si se consigue eliminar la costra más o menos gruesa de este o aquel modelo de civilización. El autor, como todo exiliado, contempla con una mezcla de apasionada añoranza y sentimiento de fatalidad y rechazo el lugar donde nació y pasó su infancia. Una perspectiva compleja y hasta contradictoria, un puro oxímoro a veces, que hace muy rica su lectura.
Cartel anunciador de la película

Paralelo al país y su tortura, aunque en dirección opuesta, hay otro Afganistán interior, la pugna desesperada por limpiarse de todos los demonios personales que contaminan la vida diaria del protagonisa y encontrar, tras las pruebas de un sufrimiento extremo, ese anhelo supremo al que todos aspiramos y que un poeta resumió en un verso total: "paz en la verdad". Hay que sumergirse en el infierno Afgano, sentir toda la frustración y el dolor, encarar con salvajismo el pasado, y volver con la conciencia limpia, tras saldar todas las cuentas pendientes consigo mismo, trayendo de la mano a una atormentada y quebradiza Eurídice, o, si preferimos una imagen de la novela, la delicada cometa al albur de los vientos.

Dos viajes apasionantes, uno histórico, que nos permite conocer muchos aspectos de la cultura, de la historia, de las costumbres y hasta de la lengua afganas, y otro psicológico, un tenebroso viaje por los miedos, las frustraciones y esperanzas del ser humano.

Esto, y muchísimas cosas más, a mi modesto entender, en el primer libro propuesto como lectura en nuestro club.

martes, 8 de noviembre de 2011

Sobre la promoción y la titulación

Alguien tal vez pensará qué poco cultivo tiene este blog, y se sorprenderá de que, sucediendo tantas cosas en un instituto, no haya alguna que inspire, al menos, una entrada diaria. Y no le faltará razón en algo: tantas cosas suceden que no dejan tiempo para el sereno y reposado ejercicio de la escritura y la reflexión.

Pero hoy hemos sacado un poco de tiempo, y hay un tema interesante que comentar (y que, además, vamos a tratar en breve en una CCP). Resulta que en la Circular de principio de curso, además del tema de las competencias básicas, se nos instaba a asumir como objetivo una mejora de las tasas de promoción, titulación y abandono. El tema de la promoción tiene su enjundia, pues la palabra tiene unas connotaciones que no parecen compadecerse siempre con la realidad: promocionan en la ESO quienes ya han repetido un curso en la etapa, los que, teniendo el curso suspenso, pasan de segundo a tercero de diversificación, o de tercero a cuarto. Promocionan alumnos y alumnas con necesidades educativas especiales, en virtud de las adaptaciones curriculares (o proyectos de trabajo individual, como se dice ahora)... Categorías, en suma, muy heterogéneas, que se añaden a la promoción stricto sensu (para entendernos), y cuya interpretación estadística global se hace difícil. Más unívocos son los caminos que llevan a la titulación, y más significativa su estadística. Tampoco es sencillo calcular el abandono escolar, pues habría que "seguir la pista" a alumnos que abandonan el instituto, pero no (al menos el curso siguiente) el sistema escolar.

En todo caso, el asunto nos ha servido para hacer balance de nuetras tasas de titulación, promoción y abandono el pasado curso, y llegar a la conclusión de que los requerimientos de la Circular de principio de curso son casi imposibles de cumplir. En la ESO, de primero a segundo promocionaron el 92,1 %, de segundo a tercero, el 91,9, de tercero a cuarto, el 92,6. En cuarto titularon el 90,5%. En diversificación, en terecero promocionó (no hay más remedio), el 100%, y en cuarto tituló el 50 %. Por lo que hace al bachillerato, en primero de bachillerato de ciencias y tecnología, promocionó a segundo el 91,8%, y en el de humanidades y ciencias sociales (el punto débil del sistema, a lo que se ve), el 43,3%. En el segundo de bachillerato científico titularon el 96,9%, y en el de humanidades, el 76%. En todos los niveles, el total sobre el que se establece el porcentaje fue el de matriculados al principio de curso. La verdad es que el objetivo marcado por la Circular no está nada fácil. ¡A ver cómo se mejoran estos porcentajes!

viernes, 28 de octubre de 2011

El curso avanza

La aprobación de la PGA por parte del Claustro y del Consejo Escolar (como también las primeras reuniones de los equipos docentes) son una especie de pequeño Rubicón cuyo tránsito nos mete de lleno en la dinámica del curso. Los horarios se van memorizando, se van asumiendo las rutinas, se vislumbra con cierta claridad dónde van a anidar los principales problemas (aunque nunca hay que subestimar su capacidad de generación espontánea e imprevisible). Con relación a estos últimos, se me ocurre pensar que casi todos aparecen cuando nuestro centro, un centro educativo, pierde algo de su esencia. Un centro educativo, para ser fiel a su nombre, es un lugar donde un gran grupo de personas acude a aprender y otro, más pequeño, acude a enseñar. Enseñar y aprender, aprender y enseñar. Cuando esta sencilla ecuación no se cumple, cuando hay quien llega con cualquier otro propósito, o sin propósito conocido, el centro educativo se resiente y sufre, y dilapida una enorme cantidad de energía e ilusión.

Pero hoy es viernes, y tenemos un puente por delante, para reposar un poco después del primer tramo de curso. Así que lo mejor será acampar a las orillas del humilde Rubicón, y tomarse unos días de descanso antes de poner de nuevo a andar a legiones hacia el sur, a ver qué nos depara esta nueva campaña.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Echamos a andar los grupos de trabajo

Este miércoles (hoy) echamos a andar los grupos de trabajo. Este curso nos hemos aventurado con tres grupos, muy heterogéneos entre sí, y, por tanto, complementarios. Uno de ellos tratará de mejorar la menera en que realizamos alguna de nuestras muchas actividades a través del diseño e implantación de un sistema de gestión. Es un empeño muy ambicioso y difícil (y a muy largo plazo), pero que acometemos con modestia y pragmatismo, dando cualquier mejora, por pequeña que sea, por buena. En este grupo sólo participamos profesores.

Muy distinta orientación tiene otro de los grupos, un club de ciencias, que trata de implicar a los alumnos en la "aventura científica". Se trata de un proyecto interdisciplinar, que cuenta con la participación de diversos departamentos del ámbito científico, y cuyo principal objetivo es acercar estos conocimientos a nuestros alumnos de una manera más amena e informal (en el buen sentido de la palabra), que la que imponen la dinámica y exigencias de un currículo académico.

Por último, un tercer grupo focaliza su atención en el placer de la lectura compartida (un club de lectura). En un principio, está abierto a la participación de profes y padres y madres, aunque, si la iniciativa tiene éxito, se podría extender en un futuro próximo a alumnos muy interesados en la lectura. La lectura singular de un libro es, inevitablemente, una versión del mismo (se podría decir que un libro se multiplica en cada uno de sus lectores). Por eso es tan interesante poner en común todas esas versiones y ver cómo se enriquece  y llena de matices nuestra humilde y silenciosa lectura privada.

Todos los grupos se inician con una gran ilusión y, también hay que decirlo, con una gran generosidad, pues, fuera de algunas horas de formación que a estas alturas casi nadie precisamos, no vamos a recibir compensación alguna por dedicar estas tardes al beneficio del centro que no sea la propia que genere nuesrtro interés y trabajo, tras una jornada matinal muy intensa y exigente.

jueves, 13 de octubre de 2011

Las competencias básicas

Nuestra administración educativa ha establecido, a través de la circular de principio de curso, como primer objetivo estratégico para este ejercicio escolar (objetivo que debemos compartir los centros educativos que de ella dependemos) el desarrollo y evaluación de las competencias básicas. En la próxima CCP (la de mañana) abordaremos esa cuestión, y hemos diseñado un sencillo plan para hacerlo. A ver qué os parece. La documentación del mismo, como siempre, en el "almacén de archivos".

Con todo, lo primero que debemos hacer es afrontar el asunto con la tranquilidad que nos proporcionan los resultados de la evaluación de diagnóstico del curso pasado que, a pesar de las altas expectativas que en la misma se presumen para nuestro centro, deparó unos resultados en las dos competencias evaluadas (matemática y de conocimiento e interacción con el mundo físico) que estuvieron dentro del umbral esperado.

Pero más allá de los resultados concretos, lo que parece deducirse de la formulación del objetivo, es la necesidad de una reflexión sobre un asunto que no parece nada fácil, la adaptación de la enseñanza tradicional del currículo y de la evaluación de la misma a una nueva perspectiva cuya formulación y justificación teóricas (como suele suceder) parecen mucho más sencillas que su aplicación práctica en el día a día del aula.

Este nuevo enfoque, emanado de las directrices de la OCDE y asumido por la Comisión Europea, y, en consecuencia, por nuestro país (a partir del desarrollo de la LOE), impera actualmente en los planes de evaluación de los sistemas de enseñanza (tanto en el informe PISA como en las evaluaciones de diagnóstico), tal vez antes de que haya calado en la convicción de los docentes que debemos aplicarlo. Esta brecha, la "brecha de siempre" entre los macrodiseños y la micropráctica, por decirlo de alguna manera, supongo que es lo que se quiere ir reduciendo al dar tanto énfasis a un objetivo como éste, además de, claro está, hacer un buen papel en los exámenes, tanto nacionales como internacionales, a los que se somente a nuestro sistema educativo.

Por otra parte, es obvio que las nuevas formulaciones terminológicas hablan de realidades que ya existen (si bien se mira, las ocho competencias básicas han sido y son perseguidas, de manera más o menos explícita, en nuestra práctica docente), y lo que hay que hacer es, en todo caso, reorganizar y reintepretar lo que hacemos a la luz de este nuevo enfoque.

Los que tenemos algún pasado seminarista, por remoto e infantil que éste sea, no podemos evitar etablecer asociaciones improcedentes entre los grandes pronunciamientos (en cualquier orden que se nos ocurra), y tantos precedentes bíblicos que tuvimos que aprender (por cierto, ¿a qué competencia podríamos atribuir  aquel aprendizaje?). Ocho son las competencias, a juicio de los oráculos modernos, necesarias para conseguir una persona perfectamente preparada para afrontar los retos del mundo moderno, como ocho eran las bienaventuranzas que le garantizaban entoces la conquista de la felicidad eterna.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Sobre la huelga

Para mañana, día 6, hay convocada una huelga de estudiantes. Con independencia de los motivos que se invoquen en su defensa, es oportuno recordar lo que dice nuestra normativa al respecto de este tipo de "manifestación de discrepancias de manera colectiva". El documento básico es el Decreto 249/2007, que regula los derechos y deberes del alumnado y las normas de convivencia en el ámbito de nuestra autonomía. Aunque en su día fue muy comentado, y con cierto escándalo, el reconocimiento que se hacía del derecho de huelga entre los alumnos (para ser precisos y utilizar de la corrección política del decreto, de lo que se habla es del derecho de "inasistencia a clase"), en realidad, a la hora de ejecutar ese derecho, se tienen que cumplir unas condiciones bastante exigentes que es bueno que todos conozcamos. En el artículo 10 se van desgranando estos requisitos:


a) Tiene que existir una propuesta de inasistencia a clase que, por otra parte, sólo pueden presentar los alumnos/as del segundo ciclo de ESO y de Bachillerato. La huelga no existe para los de primero y segundo de ESO.

b) Esa propuesta habrá de ser razonada, y sus razones, motivadas por discrepancias de carácter educativo. Esto excluye la validez del clásico papel arrugado lleno de nombres y firmas sin ninguna otra indicación, o alegar como motivo, por ejemplo, una posición determinada ante una guerra, ante las corridas de toros o sobre la eutanasia.

c) La propuesta ha de presentarse por escrito a la dirección del centro, siendo canalizada a traves de la Junta de Delegados, y con una antelación mínima de diez días a la ejecución del derecho.

d) La propuesta debe presentar el aval de la mayoría absoluta de delegados y delegadas de grupo, o de un cinco por ciento del alumnado matriculado en esta enseñanza.

e) La dirección del centro examinará la propuesta y verá si cumple con todos los requisitos. Si es así, será sometida a la consideración de todos los alumnos/as del centro del nivel aludido (es decir, con excepción del primer ciclo de ESO), que la aprobará o rechazará en votación secreta y por mayoría absoluta, tras ser informados previamente a través de sus delegados/as.

Está claro que el legislador trató de extremar las garantías para que el derecho de huelga (o inasistencia a clase, si lo preferimos llamar así) no se frivolizara, y se reservara para ocasiones de excepcional gravedad.

Tal vez haya quien no se atenga a normativa tan exigente y haga la huelga por su cuenta. Debe saber que su "inasistencia a clase" no se está ejerciendo como un derecho y que será considerada, a todos los efectos, como una falta no justificada. Y también debe saber que se está saltando a la torera la normativa vigente que, nos guste más o menos, es preciso respetar en un estado de derecho como el nuestro.

martes, 4 de octubre de 2011

Estamos de elecciones

Con el anuncio de la constitución, para el próximo día 18 de octubre, de la Junta electoral, se inicia el proceso para la elección de representantes de los alumnos/as en el Consejo Escolar. Este curso ha quedado un puesto vacante y, de acuerdo con la normativa vigente, debe ser cubierto mediante elección. Afortunadamente, la representación de los demás sectores de la comunidad educativa se ha podido mantener con los electos y los electos suplentes, así que, en principio, parece que no serán necesarias nuevas elecciones hasta la renovación total del órgano, allá por el curso 2013-2014.

Por otra parte, acometemos estos días la elección de delegados de grupo. Este es un trámite que muchas veces se lleva a cabo, por parte de los alumnos sin toda la seriedad que este acto debiera implicar. Para empezar, es una de las primeras prácicas de democracia formal que conocen en su vida, y es bueno que perciban esa seriedad y rigor en los procedimientos como algo consustancial a las garantías del sistema democrático. Por otra parte, están eligiendo a su representante, a una persona que va a defender sus derechos y sus puntos de vista ante la Dirección y otros estamentos del centro. No se trata, por tanto, de un concurso de popularidad o simpatía, sino de la elección del más cualificado para ser un buen interlocutor, un buen mediador, una persona responsable, que no olvide sus obligaciones y que mire por el interés del grupo en todos los sentidos (desde tratar de mantener un buen clima de convivencia hasta preocuparse por la conservación del mantenimiento del aula en las mejores condiciones, pasando por otras muchas tareas, como representar a su grupo en la Junta de delegados, o ser el interlocutor preferente con el tutor del grupo y sus profesores). En suma, que deberíamos hacer mucha pedagogía para que nuestros chicos y chicas asuman esta elección con la seriedad y reflexión que merece.

jueves, 29 de septiembre de 2011

Una precisión lingüística


Ayer recibí la cariñosa, sabia y muy pecisa amonestación de un compañero por el mal uso que estaba haciendo de la palabra "efemérides". Y, como es muy cierto lo que me decía, y estuve todo el curso pasado utilizando con notable incorrección el término (tan a propósito para el XXV aniversario que celebrábamos), me parece justo hacer una palinodia pública, más que nada, para expiar el eventual pecado de haber inducido a alguien a compartir conmigo esa fuerza intolerable que hacíamos a nuestra hermosa lengua española.  Resulta que el término, de transparente progenie griega ("lo sucedido en el día", vendría a ser su significado etimológico), tiene una forma plural y otra singular, que, si bien en algún extremo, solapan su significado, en esencia se refieren a dos cosas diferentes: efeméride es la celebración de un aniversario (lo que nosotros hacíamos el curso pasado), mientras que efemérides hace referencia, entre otras cosas, a sucesos notables ocurridos en la fecha, pero en años anteriores. Pero nuestra falta de respeto a la lengua no fue tanto (que también) su mal uso semántico, sino el haber forzado la morfologia haciendo pasar un plural por un singular, lo que entra en el terreno de lo intolerable. En todo caso, deberíamos haber hablado de "estas efemérides", pero nunca incurrir en el solecismo de "esta efemérides". Aunque no corren buenos tiempos para la precisión lingüística, atropellada, entre otros, por las nuevas tecnologías, yo soy un señor antiguo que aún sabe, más que aplicarla, valorarla, y que agradece las correcciones que, fruto de la ignorancia, la precipitación o el descuido, merece su mal uso.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Repetidores de 1º de Bachillerato

Se han suscitado algunas dudas sobre en qué condiciones los repetidores de primero de bachillerato tienen derecho a reservar sus calificaciones del pasado curso. Para deshacer posibles equívocos, exponemos aquí el criterio de la normativa vigente:

A) Si se repite con tres o cuatro asignaturas, el alumno/a ha podido optar por tres posibilidades a la hora de formalizar su matrícula:
1) matricularse de solo esas materias (opción escogida por nuestros repetidores).
2) matricularse de todas las del curso, reservando las calificaciones obtenidas en las materias aprobadas.
3) matricularse de todas las del curso, no reservando las calificaciones.

B) Si las materias suspensas son cinco o más, se repite primero de bachillerato sin reserva de calificación alguna, como, si (para entendernos) se cursara por primera vez.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Nuevo calendario de REDES y evaluaciones

Siguiendo la práctica que obligó el curso pasado al traslado a julio de la "selectividad de septiembre", también se adelanta este curso la fecha de la segunda evaluación, para compensar un poco la  extrema brevedad del tercer trimestre en segundo de bachillerato. Aunque este curso los trimestres son más equilibrados que el pasado, el último sigue siendo demasiado corto. En suma, que se nos había pasado esa circunstancia y fue muy oportuno que se nos recordara en la CCP, para que pudiéramos enmendar la omisión. En el almacén de archivos está la versión del documento actualizada.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

El torbellino

Hoy hemos cumplido nuestra primera semana de clases (¡Vaya efeméride!, dirán, con razón, quienes acumulen a sus espaldas un pesado bagaje en estas tareas). Sin embargo, para nosotros, ver cómo las cosas siguen su ritmo normal (mérito, en buena parte, de la diosa Inercia), es todo un acontecimiento. También es verdad que, dentro de ese ritmo normal, gira enloquecido un incesante torbellino (en uno de los sentidos que da a la palabra el diccionario: "abundancia de cosas que ocurren a un mismo tiempo"). Torbellino que no nos ha dejado un momento de reposo para sentarnos a redactar antes la segunda entrega de esta "hoja parroquial".

La verdad es que todo parece estar pensado para que así sea. Resulta, por ejemplo, que la actividad más importante en la planificación del curso (el diseño de los grupos y la confección de los horarios), se comprime en seis días, sujetos a una notable e imprevisible variabilidad en las condiciones del cálculo. Una suerte de implacable cuenta atrás llena de sobresaltos e incertidumbres. Luego está el agudo contraste de perspectivas: la visión general que tiene quien observa el conjunto, y el concreto y aislado (y no por ello, menos legítimo) interés personal de cada cual. Al final, estos pobres demiurgos acaban siempre un poco frustrados, porque su máxima aspiración es la felicidad de todos, y eso es más que imposible. En cualquier caso, para una mente tan poco mecánica como la mía, ha sido sorprendente contemplar cómo se han desenvuelto nuestras jefas de estudios entre ese dédalo impenetrable de optativas, asignaturas enlazadas, desdobles, preferencias, incompatibilidades horarias y de espacios... y salir airosas. Por lo que a mí respecta, muchas felicidades por vuestro trabajo.

jueves, 15 de septiembre de 2011

Empezamos

Antes de nada, te agradecemos la entrada en nuestro blog y te damos la más calurosa bienvenida. Si no has llegado hasta aquí por una carambola cibernética, sin duda sabrás que el presente curso se ha producido un cambio en la dirección de nuestro instituto. La directora y la jefa de estudios (Nieves Fernández y María Jesús Bazús), tras un sexenio al frente de la responsabilidad de dirigir el centro (con la ayuda, claro está, de sus compañeras de equipo), han dejado sus cargos para volver a dedicarse a tiempo completo a lo que, me parece, más les gusta: dar clase. Cada vez que hemos tenido ocasión les hemos expresado nuestro agradecimiento, tanto por estos años de dedicación plena al instituto, como por las facilidades y la buena disposición que han tenido con las personas que les hemos sustituido en su cargo.

Este curso comienza, por tanto, con una importante novedad, un nuevo equipo directivo. Y es de cortesía, antes de seguir adelante, comenzar por presentarse. El nuevo director, encargado, entre otras cosas, de escribir este blog, es Gerardo Manrique Frías. La nueva jefa de estudios es Elena García Naves, que ejerció durante varios cursos como responsable de nuevas tecnologías. En la jefatura de estudios adjunta sigue Encarna Grande Colinas, y también sigue como secretaria Marisol Vega Fernández. Encarna y Marisol, con su mucha experiencia y generosidad, han hecho posible que la nave haya zozobrado lo menos posible en los torbellinos que, inevitablemente, se forman al pasar de un mar a otro. Del buen carácter y enorme capacidad de trabajo de mis tres compañeras de viaje, huelga hacer ningún comentario.

Una de las propuestas del proyecto de dirección que acompañó el pasado curso a nuestra candidatura era el de la mejora de la comunicación interna. Y en ella se contemplaba, de manera específica, la edición de un "blog de la dirección". Aprovechando las facilidades de las nuevas tecnologías, nos parece una forma interesante de comentar con calma, apartados del tráfico frenético de las mañanas, las iniciativas que vayamos llevando a cabo y, en general, cualquier aspecto de la vida del instituto que nos parezca que deba ser aclarado o, simplemente, glosado. Como su lectura es voluntaria, no nos da apuro cometer el pequeño pecado de vanidad que implica la edición de cualquier blog. Con parecida intención hemos instalado, también, un monitor en el vestíbulo del instituto, que tratará de hacer  llegar más lejos la información que muchas veces se nos queda por el camino en el papel escrito.

Por otro lado, y en cierto sentido, seguimos la estela marcada por el blog que el pasado curso dedicamos al XXV aniversario de la puesta en marcha del IES "El Piles".  La modesta investigación (o, casi mejor, reflexión) que sobre la historia y avatares de nuestro centro supuso esa celebración, nos hacen ver que no somos sino un eslabón más en una larga cadena que ya va engarzando a los padres con los hijos, y que no tardará en hacerlo con los nietos. La responsabilidad que asumimos (por momentos, abrumadora) es tratar de trazar algún eslabón más de esa cadena, y dejarla en las mejores condiciones posibles para quien venga detrás de nosotros.

Y para terminar por hoy, día de presentaciones, sólo resta agradecer a un alumno de nuestro centro (hoy ya en la universidad), Germán Hevia, la fotografía que ilustra la cabecera de nuestro blog, con la que ganó el concurso que conmemoró, el curso pasado, nuestros veincinco años de historia. Y valga esta mención para recordar, por si no fuera evidente, que nuestros alumnos y alumnas son la razón de ser del instituto, sin los cuales no estaría en pie esta complicada fábrica. Pero de esto, y de otras muchas cosas más, ya hablaremos otro dia.